Artículos

Construye tu contenido en internet con independencia de las plataformas

Publicado por Javier Archeni

Son tiempos de movimiento en el mundo del podcasting. Cada vez son más las iniciativas que buscan atraer y retener audiencias en el medio. Para muchos productores de contenido, el podcasting se antoja como un refugio de las guerras por el clic y la publicidad agresiva de la programática. El podcasting sigue creciendo y a esos pioneros programas amateur, se van uniendo producciones más originales y ambiciosas. Pero tanto si eres un pez grande como uno pequeño, a tus contenidos les hace falta consumidores y por ese motivo, tarde o temprano, vas a necesitar ganar exposición y audiencia.

Tomar decisiones no es tarea fácil. Cuando comencé este podcast era consciente de la importancia de controlar el feed RSS. Colegas con más experiencia lo comentaban como un factor importante y no les faltaba razón. El problema es que arrancar con total independencia es más difícil. Es más fácil aprovechar la dinámica propia que cada plataforma aplica a tu contenido, en especial si una de ellas absorbe gran parte del tráfico, que incluye a tu público objetivo. Sin pretensión de dar una guía que sirva para todas situaciones, creo que es bueno empezar a construir tu contenido teniendo en cuenta los siguientes consejos:

1. Empieza jugando con las reglas de otros, pero sin olvidar la tuya propia.

Nunca pierdas de vista que detrás de cada contenido debe haber un destino único y un fin. Aunque no persigas un objetivo económico, como mínimo tu marca o nombre debería estar detrás de cada pieza de contenido. Reserva algo siempre para tu propia web, tanto algún contenido más extenso, como formas de contacto o incluso si lo tienes, algún recurso adicional gratuito o de pago (e-book, tutorial, suscripción a una lista de correo). A nivel particular, es una de las cuestiones que peor se me ha dado. Creo que he perdido muchas oportunidades no anticipando lo que esperaba de la audiencia o el siguiente paso que esperaba de la misma. Y ten presente que no es fácil. Igual te viene bien ayuda de algún colega, un cliente o alguien que te conozca bien a nivel profesional.

Creo que he perdido muchas oportunidades no anticipando lo que esperaba de la audiencia o el siguiente paso que esperaba de la misma.

2. Traduce visualizaciones o descargas en algo que sea medible.

Un error típico. No dejes que te seduzcan las cifras. Busca siempre una correlación que implique acción. Es muy importante establecer un indicador de rendimiento de calidad. Por ejemplo para un blog, podría ser el número de comentarios y su calidad. En un podcast podría tratarse del número de personas que dejan una valoración o contactan contigo en tu página web. Las plataformas suelen centrarse siempre en valores de cantidad, pero la calidad es otra cuestión. Como comentaba en el punto anterior, construye un hilo que continúe a partir de tus contenidos.

3. Nunca dejes de valorar mucho tu propio trabajo.

Es normal sentirse intimidado al producir contenido en internet. Hay personas de gran talento y creatividad que comparten su trabajo y es un error pensar que tu trabajo no puede ser comparado. Creo que es fundamental tener una autoestima gigantesca, sin que eso suponga no aceptar críticas o malas valoraciones. Por mucho contenido que veas en internet, es infinitamente mucho más pequeño, que el contenido que nunca se publicó porque su creador no se atrevió o pensó que no era lo suficientemente bueno.

4. Sé muy exigente con lo que las plataformas exigen de tu contenido.

No aceptes cualquier cosa sólo por estar en las plataformas. Si ves que una plataforma recorta mucho la libertad de etiquetar, enlazar o subir contenido, creo que no merece la pena publicar en ella. Como comentaba antes, tu contenido tiene el valor que tú le otorgas. Sé muy exigente con la calidad o con lo que rodea a tu contenido (publicidad, recomendaciones).

5. Intenta mantener con el tiempo un único punto de origen del contenido.

Como decía antes, es muy legítimo intentar aprovechar todas las plataformas, pero con el tiempo, es una práctica muy recomendable, contar con un punto único el origen del contenido. En el caso del podcast, por supuesto ese es tu feed y si está en tu propia página web mucho mejor. Pero eso también se aplica para un blog. Si tienes un único punto, todo es tuyo y tú decides como distribuirlo. Si tienes que aplicar alguna regla automatizada (IFTTT, Zapier) con un feed RSS es pan comido. Además, la capacidad tecnológica es hoy muy superior a la de hace años y eso permite ponernos en igual de condiciones a muchos de los servicios que nos ofreen las plataformas (almacenamiento, transferencia, velocidad, etc).

Pide cualquier cosa que esperes de los demás. Bajo ningún concepto dejes espacio al equívoco o la voluntad.

6. Pide, pide y pide lo que quieras que la audiencia haga.

Nunca des por sentado que la audiencia hará lo que le pides. Incluso muchas personas que están dispuestas a realizar lo que le pides, lo olvidan al momento. Pide cualquier cosa que esperes de los demás. Bajo ningún concepto dejes espacio al equívoco o la voluntad. De nuevo hay que ser atrevido y no tener miedo a parecer pesado o demasiado rudo. Es sorprendente lo que difiere lo que uno piensa sobre algo, en relación a lo que los demás.

Conclusión

Las plataformas ni los bancos son tus amigos. Tienen su agenda y sus objetivos que puede que durante un tiempo sean compatibles con los tuyos. Pero eso no dura. Hoy tenemos a nuestra disposición todas las herramientas necesarias para ganar independencia de las plataformas. Hay programas y tenemos infraestructura para conseguir que nuestros proyectos tengan autonomía. Creo que la clave consiste en comprender que nuestro contenido tiene valor y que no lo podemos ofrecer sin más. Internet es un espacio distribuido y debe ser un lugar de oportunidades para cualquier persona con ganas de generar valor.

Javier Archeni

Desarrollador independiente de sitios web, especializado en contenidos y medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *